Moda infantil para celebraciones

Comment

Moda infantil


Es complicado vestir a niños para celebraciones. Hay que tener cuidado de no ponerlos demasiados vestidos y si usamos ropa joven corremos el riesgo de que parezcan mayores. Depende de la celebración, si por ejemplo, es una boda y los niños van a llevar las arras o hacer de pajes normalmente se suelen vestir en el sitio donde lo haya hecho la novia, en la actualidad ya no se llevan los trajes de terciopelo que se llevaban antaño. Las celebraciones sulen pasar en primavera y verano, por lo tanto hay que vestirlos acorde con la moda infantil primavera o moda infantil verano.

Si la celebración es, por ejemplo la comunión de un hermano, se puede optar por vestir al niños en el sitio donde se vistió el hermano o si no comprarle nosotros un vestido aparte. Si es niña irá bien vestida con un vestido con un vestido con algo de bordado. Si es un niño se le puede poner un traje con corbata, quedan muy graciosos vestidos así. Si la celebración es familiar, en casa, por ejemplo una Noche Buena el niño irá bien vestido con ropa que tenga a diario, no hay falta vestirle más, pues es una celebración informal.

Lo esencial como siempre es que el niño vaya cómodo, que aunque sea ropa de vestir al niño se le facilite el movimiento, pueda jugar sin estar oyendo continuamente a sus padres detrás evitándolo. Hemos de tener en cuenta que los niños son niños, ellos no entienden de que es ropa para un día especial y que hay que cuidarla, ellos sólo entienden de jugar y pasarlo bien. Hay que tener en cuenta sus deseos en cuanto a la ropa pero tampoco debemos plegarnos totalmente a ellos, aunque si les incomoda por ejemplo la corbata, bien podríamos sacársela.

Moda infantil para celebraciones
Que los niños vayan bien vestidos no debe estar reñido con la comodidad ni con el juego. Si les evitamos jugar para que no se manchen seguramente que tendremos berrinches y situaciones tensas que seguro que no deseamos. La moda infantil para ceremonias ha cambiado mucho y ya no tenemos que sujetarnos a los vestidos tipo “repollo” y a los bombachos de terciopelo. Ahora muchos diseñadores de ropa de ceremonia sacan líneas infantiles pensando precisamente en cumplir esta demanda. Ya no tienen porque ser vestidos románticos, ahora pueden ir a la moda y no necesariamente ir llenos de lazos y flores. Lo esencial es que los niños ese día también disfruten y se sientan cómodos con la ropa aunque no sea la habitual.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *