Consejos para Jugar con los pequeños

Comment

Moda infantil


¡Qué hermoso es jugar con nuestros hijos! Algunas personas dicen que no tienen paciencia para jugar con sus hijos, a mí eso me da mucha pena porque creo que el tiempo que pasamos jugando con nuestros hijos de pequeños es muy enriquecedor. A través del juego podemos fomentar hábitos de higiene, enseñar cosas, reforzar conductas y hacer ver como negativas conductas no deseadas. El juego es una de las cosas más importantes para los niños y de hecho hasta los 6 años sólo deberían de hacer eso: jugar.

Los juegos con arena, con tierra, donde los niños se puedan echar en el suelo y jugar los ayudan a desarrollar el sentido del tacto coger un puñado de arena y dejar que se le escurra entre las manos puede ser un gran aprendizaje para un niños. Es muy importante a la hora de tener en cuenta la moda infantil que compramos para nuestros hijos que ha de ser adecuada para estos tipos de juegos. Los niños deben de estar cómodos con ella.
Jugar con los pequenos
Debemos de bajarlos al parque vestidos con la moda infantil adecuada para que puedan sentarse a gusto en el arenero. Igual si vamos a llevar a niños pequeños de paseo por el bosque deben ir vestidos y calzados adecuadamente para la aventura que van a vivir. Cualquier experiencia por pequeña que a los adultos nos parezca para los niños puede ser una aventura: un viaje en bus o en metro aunque sea para bajarse en la siguiente parada, una visita al taller mecánico del barrio, etc. Incluso el parque de siempre viéndolo con otros ojos puede tener un interés renovado, en vez de columpiarnos podemos observar los árboles, las distintas hierbas o arbustos.

Los niños a veces se aburren de las mismas actividades y a poco que variemos un poco la actividad podemos obtener resultados sorprendentes. El juego en los niños es vital en sus primeros años de vida y si es con los padres puede resultar una experiencia enriquecedora para los dos.Qué cosa hay mejor que hacer la croqueta con los niños en el salón y hacerse cosquillas mutuamente para que luego se te tiren a los brazos y se reirse hasta llorar. Esos momentos son inolvidables y no se vuelven a repetir.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *