Remedios caseros frente al sol

Comment

Consejos


Si hay un enemigo seguro en la época en la que estamos ese es sin duda el sol. No siempre nos protegemos como debiéramos, no siempre nos acordamos en ponernos protección solar antes de salir de casa, aunque no vayamos a la playa sino al trabajo.

sol verano

El sol se ha convertido en una pesadilla para muchos. Atrás quedan los tiempos del vuelta y vuelta, de exponerse a las horas más complicadass, del aceite sobre la piel o la lata azul de Nivea, ¿o no?. Ahora estamos más concienciados y muchas son las campañas que nos lo recuerdan y nos ayudan a ello.

En otras ocasiones ya os he contado que los remedios caseros, los de la abuela, los de toda la vida, siguen teniendo un hueco y funcionando. Está claro que es necesaria la loción para después del sol, y si contiene aloe vera mejor que mejor. Pero no sólo eso os quiero contar, sino una serie de remedios que no debeis olvidar.

Cuando nos quemamos después de un día de sol, una de las primeras cosas que debemos hacer es aplicarnos agua fría sobre la zona que se ha vuelto más sensible. El agua fría es calmante, y si la zona afectada está especialmente sensible podemos aplicarla con un paño empapado. Uno de los productos estupendos para llevar en tu bolsa de playa es el agua termal, como la de Avéne, que además existe en formato mini para llevar siempre encima.

La leche, pero no la hidratante sino la que bebemos, también es un buen remedio para calmar la piel expuesta al sol. Podemos empapar una gasa en leche fría y aplicarla sobre la zona. Si prefieres o lo tienes más a mano, también puedes aplicarte yogur sobre la piel y enjuagarla después de unos minutos en la ducha.

También las infusiones son buenas aliadas, sobre todo si están hechas con manzanilla o salvia, y siempre frías. La manzanilla mezclada con aceite de oliva y calentada al baño maría durante hora y media, crea un aceite que una vez enfríado debe aplicarse sobre la piel quemada tres veces al día.

Por último, aunque seguro que hay muchos más remedios, tenemos el vinagre de manzana que debemos aplicarlo sobre la piel cinco veces al día. Un truco con el vinagre de manzana es verter una taza en la bañera y disfrutar de un buen baño con agua fría. Nada mejor para combatir el sol y también el calor.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *