Mochilas portabebes : Consejos y Recomendaciones

Comment

Accesorios


He creído interesante escribir un post sobre las mochilas portabebes. En la época en la que yo nací, a principios de los años 70, sólo había dos formas de transportar a un bebé; o en el carricoche, por aquélla época aún había familias que no disponían de él, o cargándolo en brazos con el consiguiente dolor por soportar el peso e incomodidad por parte del que lo llevaba. Con el paso del tiempo se ha ido poniendo de moda lo que se ha dado en llamar portear al niño. Llevar al bebe se ha convertido en un elemento de moda infantil también, y hay numerosas artilugios para facilitar el porteo y en el mercado se pueden encontrar mochilas ergonómicas, fulares, mei tais.
Mochilas portabebes
Evidentemente para portear al bebé, este ha de ir vestido con ropa de bebé adecuada. Tiene que ir más abrigado que cuando va en el cochecito, pues en éste dispone de mantas cosa que no tiene en el porteo, aunque los padres le transitan el calor corporal. Ha de escogerse siempre un dispositivo que permita que los bebés tengan las piernas colocadas de forma adecuada. Los bebés han de parecer que van sentados y no en una postura forzada. Hay muchas mochilas que se venden como ergonómicas cuando no lo son, es decir, no respetan la postura correcta del bebé. Esto ha de vigilarse e debemos informarnos bien del tipo de mochila que vamos a comprar.

Un modelo de mochila que sí es ergonómico y a mi me gusta mucho es la Manduca. Esta mochila es muy cómoda tanto para el bebé como para los padres, tiene un bolsillo en el que se pueden guardar objetos imprescindibles como las llaves o el monedero, y se puede poner el bebé en la barriga de los padres o a la espalda. Las hay de muchísimos estampados y telas, más calientes para el invierno y más frescas para el verano. Haciendo un barrido por Internet poniendo en la búsqueda Manduca encontraremos las tiendas online dónde se venden, en estas tiendas nos informarán detalladamente sobre esta mochila así como los modelos disponibles.

Recordar, hay que respetar la forma de poner las piernas del bebé, pues podemos generar problemas en la cadera si no lo hacemos. También hay otras formas para portear por ejemplo usando fulares o mei tais, todos ellos ergonómicamente respetuosos con la postura del bebé.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *