En San Valentín ten una cita contigo misma

Comment

Adolescencia


Se acerca San Valentín, una festividad compleja. Todos los años nos proponemos hacer algo mejor que el año anterior, porque es tu quinto día de los enamorados con la misma persona y no quieres desteñir o porque antes estabas con alguien y ahora estás soltera o al revés. En fin, las razones para complicarse en esta fecha son interminables y nos distraen de lo que realmente vale la pena celebrar: el amor. Y lo que pasa con el amor, es que para querer a otro, hay que primero quererse a una misma. Por eso te dejamos algunos consejos para que te relajes, te mimes y no olvides nunca que hay que partir por casa. ¿Qué tal una cita de ti para ti?

san-valentin

Mímate

Planea esta cita con tiempo, que sea una mañana donde vas a hacer sólo cosas que quieres hacer: ten a mano la película que tanto querías ver, o deja preparada la playlist para un paseo energizante. Para despertar maravillosa, la noche anterior, después del desmaquillante, hazte un masaje facial con tu hidratante nocturno, o con mi favorito: el aceite de coco.

Trátate bien

Duerme las ocho horas recomendadas y prepara un desayuno completo, el que te gustaría recibir después de levantarte en la habitación de un hotel boutique en un pueblo al sur de Francia. Un café de grano o té negro, un pan de campo con queso y mantequilla, granola con miel en yogurt  natural. Mientras desayunas, escucha tu disco favorito, alguna mujer de voz lustrosa que hable de amor.

Divifícate

Prepara una ducha reparadora y energizante. Después del shampoo, aplica un masaje hidratante sobre tu pelo, dale tiempo a cada mecha, y préstale atención a la forma de tu cráneo, masajea suavemente el cuero cabelludo con las yemas de tus dedos. Mientras dejas que la crema actúe, exfolia toda tu piel. Sobre tu cara usa un jabón sin siliconas, para tenerla limpia antes de aplicarte una máscara de barro. Acuérdate que hoy día eres Cher en los 70s, Naomi Campbell en los 90s, o Beyoncé ahora mismo.

Ilumínate

Si quieres maquillarte, elige tonos suaves y satinados, que te recuerden al romance, un rubor color coral y un bálsamo labial ligero. Si prefieres salir con la cara deslavada, usa un bloqueador con factor de protección solar no grasoso sobre toda la piel descubierta. Masajea las puntas de tu pelo con aceite de argán, rocía sobre tu cuerpo un perfume fresco y estás lista para ponerte lo que te plazca y disfrutar sin estrés el resto de los placeres que preparaste para tu día especial.

¿Algún otro consejo? Déjalo en los comentarios y planeemos la mejor cita 🙂 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *