Como tener la piel impecable siempre

Comment

Consejos


Cuando pasas de los cincuenta, el cuidado del rostro se convierte en un reto donde muchas esperan milagros. Pero más allá de una reinvención tipo Botox o soluciones quirúrgicas, es importante que nutras y protejas tu cutis para prevenir problemas serios en el futuro.

piel-impecable

Sin duda el estrés, el cigarro, la mala alimentación y el sedentarismo causan estragos en la piel, donde la falta de agua (por no tomarla o por no hidratarse constantemente) puede causar arrugas, ya que tu rostro tiende a secarse.

Si has mantenido una rutina de cuidado en el pasado, podrás hacer mucho sin necesidad de recurrir al bisturí. Es momento de combatir la falta de firmeza y elasticidad buscando productos que le devuelvan el colágeno y elastina a la piel, con ingredientes como retinol y ácido hialurónico.

No debes olvidar nunca que una piel limpia es el primer gran paso. Si tienes 50, 60 años o más, recurre a formulas limpiadoras con efecto tirante o súper cremosas. Mientras más densa, limpiará y humectará mejor el rostro que, a esa edad, es seco por naturaleza.

Opta por cremas humectantes espesas que combatan la resequedad. Los hidratantes con vitaminas, antioxidantes o valores agregados serán un plus en tu rutina.

Seguro lo has escuchado desde hace muchos años, pero el protector solar nunca debes dejarlo de lado. Ya no lo necesitas para evitar las arrugas prematuras, sino para prevenir problemas como el cáncer a la piel, verrugas y manchas. ¡Inclúyelo en tu rutina diaria y reaplica las veces que quieras!

Aplica también mascarillas hidratantes o reafirmantes una o dos veces por semana, además de exfoliar tu rostro con una formula muy delicada para deshacerte de la resequedad extrema.

Definitivamente la constancia es la mejor herramienta para mantener tu piel saludable y lucirla como en sus mejores momentos. No porque pasen los años, dejarás de cuidarla y prepararla para el futuro. ¡Sigue siendo el momento de hidratar y nutrir tu cutis, por siempre!

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *