Aprende los usos de todas las brochas de maquillaje

Comment

Secretos


Los diamantes son los mejores amigos de una mujer (cómo predicaba Marilyn Monroe), pero más íntimas y entrañables son las brochas de maquillaje. Si bien puedes utilizar tus dedos y manos para aplicar bases y correctores, con las brochas el resultado es más pulcro y profesional.

giphy

Y para cada área del rostro existe una brocha específica. Conoce en este tutorial los usos y atributos de las brochas de maquillaje que necesitas en tu cosmetiquero para realizar un makeup de película.

PARA LA BASE: Estas brochas, con un pelaje plano pero denso, ayudarán a esparcir la base de maquillaje líquida de manera homogénea. Deposita una delgada capa de base en la parte dorsal de tu mano, posa tu brocha y aplica en tu rostro desde el centro hacia afuera.

PARA DIFUMINAR LA BASE: Brochas como esta son útiles para difuminar aún más la base. Con movimientos desde la nariz hacia afuera, y luego desde el centro del mentón hacia el pómulo, harás que el producto se confunda con tu piel unificando su tono y cubriendo imperfecciones.

USANDO EL CORRECTOR: Las brochas para corregir son similares a las de base, pero más pequeñas y delgadas, especiales para cubrir zonas pequeñas. Para las ojeras, aplica con el pincel unos tres o cuatros toques de producto y esparce hacia fuera. Para tapar manchas, aplica un punto pequeño de corrector sobre la mancha y con tu dedo presiona delicadamente para camuflar.

BROCHAS ESPECIALES PARA SMOKEY EYE: De cadejos un poco más largos, pero igualmente suaves, estas brochas ayudan a difuminar toda sombra sobre el párpado móvil o bien la cuenca del ojo. Con movimientos lineales de lado a lado conseguirás esfumar bien toda sombra de ojos. Aquellas brochas con pelajes más cortos son perfectas para crear el aspecto smokey por debajo de la línea de las pestañas.

ADIÓS BRILLO: los polvos traslúcidos sellan todo maquillaje, liberándolo de brillo y oleosidad. Para aplicarlos, necesitas brochas de cadejos largos y densos. Las mejores brochas son aquellas que terminan levemente en punta, pues podrás aplicar los polvos de manera exitosa en la zona T, especialmente alrededor de la nariz.

PARA LABIOS: Son brochas superdelgadas para aplicar de la mejor forma el labial, sobre todo tonalidades potentes. Comienza utilizando un lápiz delineador y luego con tu brocha aplica el rouge desde el centro hacia fuera. Tras esparcir por toda la boca, deposita un papel tisú entre tus labios y presiónalo para retirar el exceso.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *