8 errores a la hora de ponerse bloqueador

Comment

Consejos


La mejor manera de evitar la aparición de manchas, arrugas, rojeces y enfermedades como el cáncer, es aplicándose diariamente bloqueador solar. Suena fácil y efectivamente lo es, pero hay algunos errores que solemos cometer a la hora de escoger uno o aplicarnos el que tenemos en el baño.

Porque la idea es que no estés así… ¡A leer los puntos!

bloqueador-de-sol

1. Creemos que cualquiera sirve. Es importante que encuentres un producto que se adecue a las necesidades de tu piel. Por ejemplo, si tienes piel mixta busca uno que sea oil-free o hipoalergénico, y si la tienes seca, elige uno hidratante y cremoso.

 

2. No entendemos qué es el factor ni sabemos cuál nos sirve. Elige un bloqueador que tenga un factor de protección solar (FPS) que oscile entre los 30 y los 50, que es el máximo de protección ante los rayos UVB-UVA. También debes recordar que desde noviembre de 2010, los protectores que se comercializan en Chile no pueden indicar en sus etiquetas un factor mayor a 50+, ni incluir frases como “protección total” o “a prueba de agua”.

 

3. Lo usamos a cualquier hora. La primera aplicación debe ser 20 minutos antes de exponerte el sol y luego repetir cada dos horas en el condiciones extremas (piscina y playa), o cada cuatro horas si es en condiciones normales (en la ciudad).

Nuestra cara cada vez que nuestros padres JAMÁS RESPETARON LO DE CADA 4 HORAS

4. Y en cualquier parte. Debes aplicarte el bloqueador solar en todas las partes del cuerpo que estén expuestas al sol. La cara y el cuello son la prioridad, ¡aunque lleves sombrero!

 

5. Y nos olvidamos del pelo, los labios y los ojos. Ellos también se queman: lleva un sombrero para proteger el primero, un bálsamo con factor para los segundos y anteojos de sol para los terceros.

 

6. Ocupamos lo que nos quedó del año anterior. Los bloqueadores que quedaron del verano pasado, no sirven. ¿La razón? El aire cambia el pH de sus componentes modificando, por lo tanto, sus cualidades.

 

7. Nos maquillamos, aplicamos desodorante y nos perfumamos igual. La vanidad nos puede jugar una mala pasada: las cremas con alfa-hidroxiácidos, los desodorantes y algunos cosméticos dejan manchas en la piel cuando están expuestos al sol.

 

8. Estamos todo el día sol como lagartijas. Pero, lamentablemente, no tenemos su piel gruesa y preparada para tolerar tanto sol. Evítalo entre las 11 y 16 horas, que es cuando provoca más daño.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *